martes, 28 de septiembre de 2010

Esto somos, esto comemos.

Talentoso con la lente y la pluma, Carlos Reyes* es uno de los periodistas gastronómicos más activos y curiosos de nuestro continente. He aquí una probadita de su trabajo, tres retratos honestos y suculentos del apetito que mueve al mundo real.



Antipastos en Ariccia, Italia.

Cada fin de semana, o cuando la ocasión llama, los romanos salen de la ciudad y se adentran en una red de pueblos cercanos, con el fin de probar las especialidades de cada uno de estos centros, llenos de restaurantes populares, en los que por unos cuántos euros se puede conseguir vino simple y abundante, porchetta (rollos de cerdo asado), saltimboccas y por supuesto pasta a la romana, cargada a la carne y al calor, siempre fresca, siempre pródiga. Las bancas y mesas rústicas puestas a orillas de la calle le aportan un aderezo festivo a una escena emparentada con el cuerno de la abundancia.




Chancho asado de "El Chinito", en Lima, Perú.

El lento asado de la costilla deshuesada y bien aliñada de un cerdo de tamaño medio, permite que se forme una costra crocante por fuera y un interior jugoso, blando, enjundioso, listo para ir dentro de un pan ligero, que aguante los jugos que chorrean de un emparedado preparado a la minuta, acompañado de camote dulce y salsa criolla (cebolla morada, cilantro, limón y algo de ají) que finalmente da con un sandwich tradicional callejero, que es una de las tantas atracciones de la capital sudamericana de la buena comida. Un lugar donde la gastronomía aparece en la calle, donde uno menos se lo imagina.




Mercado de Chillán, centro sur de Chile.

En una de las más importantes ciudades de la zona, que a la vez es un puente entre el campo y los servicios urbanos, se pueden ver, comprar y degustar kilómetros de longanizas, el símbolo culinario de la región. Son de cerdo y las buenas son sequitas, carnositas y bastante más aliñadas que el promedio de la cecinería nacional, más dada a sabores suaves. Dentro de un caldo con porotos (judías), a la parrilla o dentro de un pescado asado, se ha ganado el corazón de un país entero.


___________________

*Carlos es autor de los blogs Uno come y Uno mira, así como de un libro dedicado a la cocina tradicional de Valparaíso. Viajero incansable, jamás deja títere con cabeza: todo prueba, todo pregunta, todo reseña. Léalo, visítelo en sus blogs, y compruebe que la cocina es de quien la ejerce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada