domingo, 21 de noviembre de 2010

Permacultura

Por Paz Merino

El aumento de la producción de alimentos ha sido posible a un alto costo para el ambiente; aquél se debe al uso de sustancias químicas, el desmonte de más tierras, el uso de más agua y la reducción de la biodiversidad.
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

El concepto de permacultura nace en los años sesenta en Australia, de la fusión de las palabras ‘agricultura’ y ‘cultura permanentes’; busca la aplicación de principios de diseño universales en la planeación, desarrollo, mantenimiento y preservación de un hábitat capaz de sostenerse en el futuro.


Contenedores de agua de lluvia, creación de ecosistemas en equilibrio que requieran la mínima intervención del trabajo del hombre y utilización de todos los recursos que se generan en el ecosistema son algunos de los objetivos y proyectos de la permacultura. Según la FAO, actualmente hay en el mundo más de 60 millones de hectáreas cultivadas bajo esta técnica.

La permacultura o agricultura de conservación ha constituido un movimiento internacional regido por tres principios: cuidar a la Tierra, beneficiar a la gente y repartir los recursos de forma equitativa.

Así, producir alimentos sin dañar el ambiente y su adecuada distribución son las prioridades entre quienes la practican.


www.permaculture.org
www.redpermacultura.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada