jueves, 6 de enero de 2011

Panes de reyes

Gallete des rois
Llega enero y con él la Epifania: la aparición de tres magos con regalos para el niño Jesús. 

En distintas partes del mundo, la celebración de la Epifanía es una de las fiestas litúrgicas más antiguas. Consiste en adorar la primera manifestación de Jesús como niño, ofreciendo tres regalos simbólicos: oro, incienso y mirra.

Durante los primeros quince días del año, Francia llena sus mesa con Gallete des rois, un pan redondo y hojaldrado que suele estar relleno con pasta de almendras.

Comienza la fiesta 
Una vez sentados todos lo comensales en la mesa, el de menor edad se escondé debajo de ella y el de mayor edad se pone de pie. Antes de repartir los trozos de la gallete, el mayor pregunta al pequeño:

-Cette part-là, elle est pour qui? / ¿Esta parte para quién es?


El pequeño contesta:

-C’est pour ... /Es para ...


Así, de manera equitativa la gallete se reparte. Cuando alguien encuentra la almendra de su interior se convierte en rey y puede elegir a su reina, además, el nuevo rey está comprometido a pagar una merienda con todos sus amigos.


Rosca de reyes

En países como México, Uruguay y Argentina dicha fiesta se comparte en familia y amigos, con un pan de mantequilla y flor de naranja en forma de rosca decorado con frutas cristalizadas. Quien encuentre la figura del niño deberá preparar una fiesta con tamales y atole el dos de febrero, día de la Candelaria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada