domingo, 5 de enero de 2014

Panes y carnavales

 El King cake: ¡arranca el carnaval en Nueva Orleans!

Enero seis, el día de los tres reyes, marca el doceavo día de Navidad y el comienzo de la temporada de carnaval. En Nueva Orleans, en este día también se celebra la primera fiesta del King cake  - la última se realiza el día de Mardi Gras- la fiesta más famosa del carnaval, que el próximo año se llevará a cabo el ocho de marzo. 

El King cake, conocido como rosca de reyes en México, se creó en Francia durante el siglo XII pues los habitantes del viejo continente celebraban la llegada de los tres sabios que traían regalos al niño Jesús doce días después de su nacimiento, día denominado “Banquete de la Epifanía”, Doceava noche o Día del rey. La tradición llegó a Louisiana con los colonizadores franceses y españoles; la existencia de fiestas del King cake en Nueva Orleans está documentada a partir del siglo XVIII.
Luces de neón en el barrio francés. Nueva Orleans.
La parte central de esta celebración era la preparación del King cake que pretendía honrar a los tres reyes. Los pasteles se hacían con forma circular para simbolizar la ruta que siguieron los reyes para llegar a donde se encontraba el niño Jesús, y que tomaron para confundir al rey Herodes que intentaba seguirlos para matar al recién nacido. Al principio, en el interior de estos pasteles se ocultaba una semilla o una moneda. A quien le saliera era declarado rey por un día o se decía que gozaría de buena suerte durante todo el año.


En Louisiana, la doceava noche también simboliza el comienzo de la temporada de carnaval que concluye en el día de Mardi Gras. Las roscas se decoran con los colores clásicos de Nueva Orleans: amarillo (poder), verde (esperanza) y morado (justicia); además, la semilla o moneda han sido sustituidos por un pequeño bebé de plástico que representa a Jesús. A quien le salga el bebé deberá comprar el King cake el siguiente año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada