jueves, 24 de febrero de 2011

La isla esmeralda

Por Paz Merino


En definitiva Irlanda, no es conocida por su gastronomía, sin embargo, su riqueza cultural y sus bebidas, la han colocado en la ruta de los amantes de la música y la cerveza espesa.


La isla esmeralda, famosa por su verdor, se ubica en una región de clima frío intenso, por lo que la agricultura ha sido un reto para esta franja geográfica.

Glendalough, cerca de Dublin.
©Paz Merino

Irlanda siempre tuvo intercambios comerciales, y desde sus inicios se sabe que hubo navegantes y viajeros, pero su clima tan duro no permitió el desarrollo de productos locales. 


Esta isla padeció guerras y hambrunas: la papa salvó a Irlanda del hambre en más de una ocasión. Su gente se refugió en la música y la literatura.



Colcannon, platillo tradicional del día de San Patricio.
Normalmente se sirve como guarnición.

Su cocina actualmente se basa en proteínas y verduras cocidas, y los inmigrantes han traído nuevos ingredientes e insumos al país, haciendo de Dublín una capital interesante con una oferta gastronómica variada. En sus costas es fácil comer un caldo de mariscos frescos perfumado con tomillo. 

Isla Aran en el oeste de Irlanda. ©Paz Merino
Irlanda es más bien famosa por sus bebidas, su cerveza espesa y obscura, así como el whiskey de malta y la crema irlandesa. Irlanda es el lugar para disfrutar de las artes con una buena cerveza espesa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada