miércoles, 9 de febrero de 2011

¡Menos aceite!

Por Claudia Luna

La fuente más importante de contaminación del agua es la falta de gestión y tratamiento adecuados de los residuos humanos, industriales y agrícolas. ONU


El aceite de cocina es un insumo indispensable tanto para el hogar como para la industria restaurantera,  la mayoría de las técnicas para preparar alimentos lo utilizan; ya sea para freír o saltear. Pero  ¿y después?, ¿qué hacer con él? 

Con frecuencia se desecha al drenaje o se mezcla con papeles para que se absorba y posteriormente tirarlo a la basura; sin embargo, ambas opciones son incorrectas. Aquí te decimos cómo reducir el consumo de grasa, utilizarla y desecharla: 
  • Prefiere cocciones sin grasa, si no puedes, trata de utilizar la menor cantidad posible, así tendrás platos más sanos y menor cantidad de aceite para desechar. 
  • Si eres fan de las papas fritas,  en vez de freírlas, ¡hornéalas!(sólo rocía un poco de aceite sobre las papas ya cortadas y colócalas en una rejilla por 30 minutos a 200°C). 
  • Vacía en una botella de plástico el aceite que hayas acumulado durante el mes (también puedes utilizar galones de plástico y cartones de leche con tapa), posteriormente busca el centro de reciclaje más cercano a tu comunidad y llévalo. 

Crea conciencia y difunde pequeñas acciones como éstas.

*No te pierdas nuestra serie de limpieza sana. Consejos prácticos cada semana para una cocina verde y limpia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada