miércoles, 20 de julio de 2011

Vino Biodinámico: por un retorno espiritual a los viñedos


Texto y Fotografías por Paula de Maupas 

En el corazón de los viñedos de la región Centro de Francia, Philippe Gilbert instaló su casa de vinos de origen biodinámico. Hace apenas cinco años, nacieron las primeras botellas de Sauvignon y de Pinot Noir de “apelación controlada Menetou-Salon” de la Casa Gilbert. El rasgo principal no fue el aroma sino la ausencia total del uso de pesticidas y abonos químicos. “Un vino producido a partir de uvas orgánicas” es la denominación que se emplea en Francia para un vino extraído de este tipo de agricultura alternativa. El control de calidad de estas uvas está hecho por empresas privadas, avaladas por el Ministerio francés de la Agricultura, que se basan en los criterios que determinó la Unión Europea. Tan sólo una docena de viticultores poseía la etiqueta “AB” ("Agriculture Biologique”) en los años ochenta. En la actualidad, más de mil quinientos viticultores han adoptado este método más sano para ellos y para los consumidores. Philippe es uno de los cinco "viticultores orgánicos" de la región Centro.

Después de haber obtenido una maestría en Ciencias Políticas, en París, y de haber escrito teatro durante ocho años, Philippe Gilbert decide volver a su terruño natal, cerca de su familia en la que existía un interés por la viticultura desde 1768. Encuentros, lecturas y conversaciones a lo largo de su vida fueron consolidando su propio camino hacia la agricultura respetuosa de los ciclos naturales de la tierra. La agricultura biodinámica se caracteriza por el uso de abonos de origen vegetal, mineral y animal y por la aplicación de éstos en momentos precisos dentro del calendario lunar.  La relación espiritual con la tierra es fundamental. En el caso vitícola, el objetivo principal de este método es favorecer los intercambios entre el suelo y las raíces de la viña para permitir que, en la uva, se expresen todas las características únicas y propias de cada terruño. Las veintisiete hectáreas de Philippe están cultivadas con este estricto respeto por la naturaleza. La finalidad principal es favorecer la expresión del suelo argiloso y calcáreo, propio de la región del Berry.

Detalle en la fachada de la cava.
El abono biodinámico más empleado en este tipo de viticultura es la “preparación 500” : abono bovino dentro de un cuerno de vaca plantado al pie de la viña durante un periodo determinado. Esta combinación permite reforzar las raíces, más gruesas y más profundas, aptas a captar los nutrientes de la tierra por sí mismas. Otros aportan silicio o hierro a las hojas pálidas y a la viña débil que no pudo producir durante un año. Algunos favorecen la humedad arcillosa necesaria para permitir la vida de millones de bacterias amigables. Todas las preparaciones están hechas a base de manzanilla, corteza de roble o flores fermentadas y con cualidades específicas. El proceso es lento. Requiere de una observación diaria y de mucha paciencia. Un año sin producción, sobre todo durante los primeros años, no es un año perdido: es una temporada de fortalecimiento tanto para el viñedo como para la tierra misma. “Retroceder para saltar más lejos” dicta el proverbio francés.



Al igual que muchos viticultores biodinámicos, Philippe considera su agricultura no sólo como un método de producción sino como un estilo de vida y una filosofía frente a un mundo de sobreproducción y desequilibrio. Generoso como son estos viticultores, Philippe está dispuesto a compartir este método con quienes decidan cambiar el giro de su producción.  Entre sus lecturas de cabecera se encuentra el “Curso a los agricultores” del filósofo austriaco Rudolphe Steiner quien, en 1924, planteó las bases para una agricultura dentro de un suelo “vivo”. La restauración del lazo entre el suelo, la planta, el hombre y el cosmos es el punto de partida de esta agricultura que intenta suavemente reestablecer la armonía perdida desde hace más de un siglo.


Indie Food, el día que la cocina hizo la revolución. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada