lunes, 30 de julio de 2012

Lavanda, calmante y fragante

De la sección para oler y comer. Perfumes naturales para ejercitar la memoria olfativa: hierbas, especias y plantas que perfuman la cocina. 


Originaria del mediterráneo y del Norte de África, la lavanda es una planta versátil que puede utilizarse en numerosas preparaciones:

Sueños púrpuras 

Por sus propiedades ansiolíticas, es ideal para disminuir la ansiedad, irritabilidad e insomnio, basta con agregar una cucharadita de flores secas de lavanda a medio litro de agua hirviendo, dejar infusionar por tres minutos y colar. Puedes agregar azúcar mascabado o miel de abeja para endulzar.
Si el estómago reclama después de una gran comilona, la infusión ayuda a mejorar la digestión.

Al plato

La sal de grano mezclada con unas cuantas flores de lavanda ( media cucharadita por cada kilo de sal), es una excelente opción para dar un toque distinto a la hora de sazonar platillos, como pescados de baja profundidad y de carne blanca, mariscos o vegetales como calabaza y zanahoria. Tambien puedes aromatizar el azúcar para tu café o té.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada