martes, 11 de enero de 2011

La Isla Roja

Por Paz Merino


Bebidas de arroz en paisajes extraordinarios, sabores de especias y vainilla; influencias de todas partes del orbe...





Madagascar, la Isla Roja, es la isla más grande de África. Su variedad de productos vegetales y animales es muy amplia. En su gastronomía se puede apreciar la herencia de sus antepasados indonesios; la comida es condimentada, pero al igual que en México, los condimentos picantes se sirven a un lado para que el comensal agregue la cantidad deseada. La cocina malgache tiene también una importante influencia francesa como consecuencia de su historia.

Té en la ribera.
Su dieta está basada en el consumo de arroz, el cual forma parte de las tres comidas del día. Con el arroz quemado se realiza una bebida tradicional llamada Ranonapango. También se consume carne de res y cerdo y entre la variedad de frutas y verduras, destacan los mangos y los lichis.

En la cocina típica malgache la comida es servida en un solo tiempo, se come con cuchara y los comensales se sientan sobre un tapete en el suelo para compartir los alimentos.

La vainilla viajó desde México hasta las costas del sureste africano y en la actualidad, Madagascar es el principal productor a nivel mundial. Con la vainilla se perfuman las frutas que son servidas como postre, acompañadas de una taza de té.

Escena en el mercado malgache.
Madagascar huele a vainilla, a mangos y lichis frescos. Sentarse en sus mesas es compartir la tradición de los productos locales; los sabores que llegaron de América, Asia y Europa y las técnicas culinarias llegadas de todas partes del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada