domingo, 4 de diciembre de 2011

El cerdo que, por tanto, soy

"Cuando me acosté junto a una cerda con un peso de 500 libras, sentía su calor. Dos cuerpos se mezclaban momentáneamente, piel con piel. La línea entre el sujeto y el objeto se oculta, y dos almas se mezclaron en el plano de contacto." - Miru Kim, artista coreana. 



Una reflexión sobre la relación íntima entre el hombre, piel con piel, con el animal que más consume: el cerdo.


En algún momento de nuestras vidas, tenemos que experimentar el proceso emblemático de desollar la piel y ofrecerla a los demás para ver, oír y sentir a través del arte, la música y la poesía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada