viernes, 6 de enero de 2012

Bocados del mar


Historia de la comida en el Plato
Por Raquel Saavedra
Zihuatanejo, localizado en el estado de Guerrero, en la costa del Pacífico, es un lugar maravilloso para vacacionar, nadar, surfear, tomar el sol, salir a pasear y, por supuesto, comer.
Amanece en el Pacífico
Una visita a playa La Ropa viene siempre acompañada de las típicas botanas y platillos locales. Vendedores de pescados y mariscos frescos llevan una probadita de éstos hasta tu sombrilla, nada como compartir un platillo entre amigos frente al mar. 
Mis favoritos son las tiritas de pescado, que como su nombre lo indica son tiritas de pescado crudo marinadas con limón y mucha cebolla morada; seguidas de las pescadillas: tortilla de maíz doblada a la mitad rellena de pez vela o marlin, fritas y acompañadas de salsa. Y para acompañarlas: una cerveza fría. Eso sí, hay que tener cuidado de que no les caiga un poco de arena o se salpiquen  de agua de mar. Suele pasar cuando uno come después de nadar y separado de la arena sólo por una tela que sirve de improvisado mantel.
Pescadillas en la playa
Al fondo, un hombre toca la guitarra y canta; las familias ríen y platican. Me siento feliz de ahorrar un plato y ver que en el agua no hay basura y se refleja un hermoso tono azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada